You are here
MÚSICA 

Mi carta sincera a Geri Halliwell

Querida Geri Halliwell,

Escribo estas palabras porqué hoy cumples 44 años. Me encuentro ahora mismo dándome golpes de cabeza contra la pared, para hacer llegar a mi cerebro una señal que diga que ya no estamos en 1996.

Geri: ya no tienes 25 años. Y lo que es peor: yo tampoco los tengo.

Siempre pensé que te casarías con Kevin de los Backstreet Boys. Yo os había organizado un croquis por edad para que cada una se fuera con uno de ellos, pero al final ninguno de los diez me hizo caso. Una pena.

A parte de ser la chica picante más mayor, también eras la Spice Girl más guay, pero yo eso aún no lo sabía.

Yo de pequeña era fan de Emma. Posiblemente porqué veía mi futuro reflejado en ella (ya sabes, una rubia de pelo liso y ojos azules). Pero, en fin, en los bailes nunca me dejaban ser ella, quizá por qué mi pelo de afro-americana le pegaba más a Mel B, no sé.

Una vez, incluso, me obligaron a hacer de Victoria, pero creo que me acabé negando: tenía que poner cara seria toda la canción y a mi eso no me gustaba. Estábamos bailando el Wannabe, cómo no iba a sonreír!?

Mel C, la deportista, era mi tercera en el ranking. Me gustaba mucho su voz y las patadas que hacía, pero ir en chándal todo el día me parecía poco glamouroso.

Y luego estabas tú, Geri. Eras tan guay como Emma, pero te tenía en segundo puesto porque tu atrevimiento me abrumaba un poco. (Es que era menor de edad, cari). Cuando crecí (en vez de olvidar a las Spice como habría hecho cualquier persona normal) yo os re-ordené a las cinco y te subí al puesto number one.

Muy recatada no eras, qué digamos, pero quizá era eso lo que te hacía ser la protagonista del escenario. En realidad, todas queríamos ser la Ginger Spice.

Soñábamos con tener tu pelo rojo, tus dos mechones rubios, tus zapatos de plataforma y tus minúsculos vestidos con la bandera de Inglaterra. Deseábamos que los escotes nos quedaran tan sexys como a ti, pero teníamos nueve años y eso era imposible.

Eras la que nos cantaba frases sexuales en español, y eso para alguien que vive en un país con un nivel de inglés bajísimo, era bastante romántico. Éramos la envidia de las fans alemanas y italianas: ellas no tenían un rap de guarradas en su idioma.

Y bueno, después de todo ese boom, que yo recuerdo cómo una época dorada, decidiste romper el corazón a todo el mundo y dejar de formar parte del grupo. He intentado indagar en el motivo de que se produciese tal desgracia, pero nunca lo descubrí. Siempre pensé que le habrías robado el novio a alguna.

Justo después de tu abandono, las otras cuatro decidieron no retirarse a tiempo y continuar con unas Spice Girls a medio gas. Ya no eran lo mismo. Se habían convertido en cuatro señoras aburridas que cantaban baladas que dormían al público. La gente quería coreografías, no ponerse a llorar cada vez que las veían. Por qué no estaba Geri? Por qué el mundo era tan injusto?

Y tú, por tu parte, te marcaste dos temazos que aún a veces los escucho con gran devoción. Es que incluso la versión Furby de Mi chico Latino era mejor que Holler de las Spice Girls 2.

Ellas se volvieron de color gris. Les faltaba el color rojo, la alegría, el descaro y la diversión. Les faltabas tú, la reina del Girl Power!

Pasó el tiempo y siempre había rumores de que os volveríais a juntar. La gente estaba impaciente: por qué no vuelven las Spice?

Y un día, por fin, eso pasó. Hace ya cuatro años, en la obertura de los Juegos Olímpicos de Londres, allí estabais vosotras, juntas otra vez. La actuación de Mr Bean fue muy emocionante, pero vuestra llegada con los coches de colores, fue casi tan espectacular como el final de la película Spice World.

En fin, querida Geri, te deseo que los años no te hagan perder tu esencia. Áunque mientras sigas mostrando estos escotazos en las fotos, creo que no la vas a perder.

 

tea and birthday cake ,amazing birthday 😌

A photo posted by Geri Horner (@therealgerihalliwell) on

Happy Birthday Ginger!

Related posts

Leave a Comment