You are here
VIDA COTIDIANA 

¿Odias tu trabajo? Yo sí. (parte 2)

Hay algún placer mayor al que se experimenta cuando se sale del trabajo? Posiblemente sí, pero ahora mismo no tengo el gusto de estarlo ejerciendo. Además, como mi memoria ha quedado atrofiada desde que bebo cerveza estoy aquí currando, pues no puedo compararlo con nada agradable que haya vivido, porqué no me acuerdo. Hay ocho horas al día en las que me convierto en un deshecho humano. Me dedico a responder al teléfono usando frases como si fuera un robot, con la cabeza totalmente desconectada de lo que estoy diciendo. A veces…

Read More
VIDA COTIDIANA 

¿Cómo pasar de freírte a congelarte?

El verano está bien porqué no tienes que ir con catorce capas de ropa encima, pero llegar al andén de metro sudando como una cerda, cuando acabas de arreglarte y maquillarte para estar mona un viernes noche, no mola nada. Además si resulta que tienes el pelo de Whoopy Goldberg, entonces ya te puedes morir si has de esperar un tren más de treinta segundos. Yo creo que se tendría que inventar un ventilador para nucas o algo así. Podría petarlo, cuidao! Aún no sé cómo podría ser estético y cómodo,…

Read More
VIDA COTIDIANA 

¿Odias tu trabajo? Yo sí. (parte 1)

He estado tres días de baja por anginas y hoy lunes me dispongo a ir a trabajar. Que no puedas tragar saliva del dolor de garganta que tienes, mola a un nivel exagerado, pero el daño que supone volver a currar, es mucho peor. Hacer de teleoperadora es divertido si lo comparas con andar haciendo el pino con palillos metidos debajo de las uñas. Estoy un poco dramas, lo lamento, pero un lunes por la mañana no me puedes pedir que te baile una jota con alegría. Además creo que hoy no…

Read More
VIDA COTIDIANA 

Prólogo: hola qué tal, por qué estoy aquí?

Hello… It’s me… Hace tiempo tuve un blog que se llamaba La vida en Marte. Un lugar donde hablaba de mis fanatismos, de lo que hacía un miércoles por la mañana, de las cervezas que me bebía, o de lo sexy que me parecía Zlatan Ibrahimovic. Por circunstancias de la vida que ahora mismo no recuerdo, un día dejé de utilizarlo. Tres años después de ese suceso, he decidido volver con otro nombre (y en otro idioma). Mi vida de entonces aún sigue colgada en Internet, pero en principio no la voy…

Read More